Crónica: Sábado de Sonorama

by admin on 18 agosto, 2012

Después de dos días intensos de festival, las energías flaquean más de lo esperado. Sin embargo, la llamada de algún amigo recordándote que el vermouth del sábado es el mejor del Sonorama reactiva más que medio litro de café.

Llegamos a la Plaza de la Sal a escuchar a los Red Necks Surfers y no nos defraudaron. Teníamos las espectativas muy altas en escuchar el resultado de mezclar música Western y Surf y, la verdad, nos quedamos impresionados. Los salmantinos consiguieron ‘atrapar’ a mucha gente en la plaza, pese a no ser el escenario ‘principal’ de los conciertos en el centro. Por supuesto, también debemos mencionar a Los Nastys y su concierto punk-rock, ya que demostraron que en Sonorama hay más que ‘poperos’. El ambiente que rezumaba la plaza, pese a su tamaño, era excepcional. Ambiente que también animaron ‘Los Chicos‘ con su contundente apuesta por el rock y el ‘garage’. El público agradeció con sus aplausos la calidad de los grupos del RedBull Tour Bus.

Bus RedBull. Foto: Daniel Miguel

Y, claro, al estar media mañana en la Plaza de la Sal, a la Plaza del Trigo sólo acudimos a ver a Jero Romero, que presentaba su último álbum (primero en solitario tras su etapa en The Sunday Drivers). Con un público entregadísimo, Romero y su banda activaron al personal pese al insufrible calor que hacía gracias a su energía (y a la ayuda de Protección Civil, que estaba remojando a la gente igual que el día anterior). La gente cantaba todos los temas del álbum ‘Cabeza de León’ consiguiendo un efecto que impresiona: el de escuchar a tanta gente cantar al mismo tiempo. De hecho, llegó un punto en que toda la Plaza del Trigo comenzó a saltar al ritmo de la música. Un concierto que dejo muy buenas sensacionesa los asistentes.

Foto: César Redondo

Nosotros no dábamos para más, pese a que el centro de Aranda estaba completamente ‘invadido’ por el espíritu del Sonorama, así que nos retiramos a comer algo y a prepararnos para lo que sin duda sería una de las tardes más intensas del festival.

Llegamos al recinto del festival con tiempo suficiente, así que aprovechamos para pasear y ver que el trabajo realizado por el equipo de limpieza del Sonorama había sido concienzudo. Una cosa que llamaba bastante la atención es que el recinto quedaba bastante sucio al finalizar cada jornada pero al día siguiente todo estaba realmente limpio. En ese aspecto, hay que felicitar a la organización, ya que la limpieza no suele ser el punto fuerte de muchos festivales y sí que lo fue en Sonorama.

Volviendo a un plano musical, debemos hablar de la gente de Novedades Carminha. Si habéis leído las crónicas del jueves y del viernes, habréis podido comprobar que los grupos que más sorprenden son aquellos que no ‘cuadran’ con un festival eminentemente pop como era Sonorama. El punk-rock de este grupo gallego atrajo a mucha gente al escenario ‘Castilla y León es Vida’. Provocaron al público con sus intervenciones entre canción y canción y mostraron que las letras inteligentes, el buen humor y el ritmo rápido también hacen que la gente baile en Sonorama. Un buen concierto el de Novedades Carminha que arrancó los primeros aplausos en el Recinto Ferial de Aranda.

Tras el primer concierto en el recinto, Aranda en ViVO asistió a la rueda de prensa de Vetusta Morla y pudimos preguntarles por qué han repetido asistencia hasta tres veces al festival. Nos contaron que el ambiente de la Plaza del Trigo es especial y diferente al de otros festivales. En dicha rueda de prensa también quisieron tratar el tema de la subida del IVA que se implantará en septiembre. Al igual que Santi Balmes, de Love of Lesbian, los chicos de Vetusta Morla se mostraron en contra de la medida, explicando que lo que se hace es ponerle una losa a la cultura.

Terminada la rueda de prensa, corrimos a la carpa ‘Bifrutas de Pascual’ para presenciar el concierto de los arandinos ‘The Gordotones’. El funk, el rock y el buen rollo sobre el escenario consiguieron algo que parecía imposible a priori: que la carpa se llenase a las ocho de la tarde. Y es que, pese a que la hora no era la más favorable, en la otrora carpa ‘FutureStars’ la música animaba no sólo a los que ya conocían a la banda, sino a decenas de personas que, sorprendidas por el funk al entrar al Sonorama se quedaban a disfrutar de la música. Durante dos canciones estuvimos en la rueda de prensa de The Dandy Warhols, donde la música de The Gordotones se escuchó a la perfección. Tanto fue así que, al finalizar las entrevistas, varios miembros de la banda de Portland (Estados Unidos) se detuvo a escucharlos en el BackStage. Un concierto donde sonaron temas como ‘Forrison’ o el ya conocido ‘Something Grey’.

Iván (bajo) y Jorge (guitarra) de The Gordotones. Foto: Aranda en ViVO

Tras el concierto, tuvimos la oportunidad de charlar un poco con parte de ‘The Gordotones’. Para no alargarnos demasiado, rescataremos la respuesta de Iván, bajo de la banda, al preguntarle sobre sus sensaciones acerca del concierto:

“Ver que todo el tiempo que dedicas a ensayar, que es tiempo que te quitas para estar con la familia, ha servido para algo, merece mucho la pena”.

Desde luego, el público quedó encantado con los arandinos.

Dejamos a The Gordotones y, después de rehidratarnos con un cachi fresquito de cerveza nos dirigimos a ver a los catalanes ‘The Pepper Pots. El Sonorama viajó en el tiempo gracias a las voces de sus tres cantantes y al buen hacer de los músicos, transportándonos a los años 60 y 70. El soul y el Motown hicieron bailar a un público sorprendido en el escenario ‘Ribera del Duero’.

De vuelta al escenario ‘Castilla y León es Vida’, nos encontramos con uno de los indescriptibles conciertos del Instituto Mexicano del Sonido. La mezcla de ritmos latinos como la cumbia o el cha cha chá con bases de música electrónica no parece algo que, a priori, cuadre muy bien. Sin embargo, Camilo Lara consigue que todo case de tal modo que el público salte, cante y baile como si se acabase el mundo. O al menos eso es lo que hacía el público que se encontraba frente a ellos. Con temas como ‘Yo digo baila’, la gente sudó y disfrutó casi a partes iguales. Un concierto que debió de gustar mucho, ya que al finalizar fueron muchos los que fueron a la zona de compras a hacerse con una camiseta con el conocido estribillo ‘Yo digo baila, tu dices Dance’.

Instituto Mexicano del Sonido. Foto: Aranda en ViVO

Y del ritmo del Instituto Mexicano del Sonido a la aparente desgana de The Dandy Warhols. No mentimos si decimos que fue un concierto más que correcto. Sin embargo, el vocalista de la banda (Courtney Taylor-Taylor) mostraba cierto aire de desidia mientras cantaba. Obviando este detalle, podemos decir que era evidente que The Dandy Warhols cumplió su cometido como reclamo internacional, ya que el escenario ‘Ribera del Duero’ recibió a muchos ‘sonorámicos’ durante el concierto (aunque se veía algún hueco más que con otras bandas). Un concierto para los más fans de la banda donde tocaron temas largos y, por supuesto, ‘Bohemian Like You’, tema que los hizo conocidos en nuestro país por ser la banda sonora de un anuncio de televisión. Un concierto en el que, sí, no defraudaron, pero tampoco sorprendieron mucho. Para el final del concierto, que duró poco más de una hora, el público ya estaba yéndose a coger sitio para ver a uno de los grupos más esperados del sábado: Fuel Fandango.

A ‘Fuel Fandango‘ los escuchamos en la Plaza del Trigo el año pasado y quedamos encantados con ellos. Claro, este año, en un escenario más grande y con la presión de las expectativas, cualquier otro grupo podría haberse amedrentado. No fue el caso. Nita (cantante) y Ale Acosta (voz y guitarra); sin olvidar al tercero en discordia, Carlos Sosa a la batería, dieron un recital de arte y buen hacer. La capacidad de cambiar el idioma como el que cambia de emisora de televisión, la impresionante voz de Nita, la genial puesta en escena y, por supuesto, los grandes temas que interpretaron sobre el escenario hicieron del concierto de Fuel Fandango uno de los más vitoreados dentro del escenario ‘Castilla y León es Vida’. Unos aplausos francamente merecidos, no cabe duda.

Nita (voz) de Fuel Fandango. Foto: Aranda en ViVO

-“Vetusta Morla está a punto de empezar y no cabe un alma”
-“¿Dónde vais a estar?”
-“Te esperamos en la torreta que hay en mitad de la explanada”

Muchos cientos de mensajes de texto (o whatsapp) así surcarían el escenario principal del festival antes del concierto de Vetusta Morla. Y es que no es una exageración, no. No cabía un alma y, sin embargo, la gente pudo moverse con las canciones de la banda madrileña. Ellos mismos dijeron en la rueda de prensa que no tenían preparado un show muy distinto al de otros festivales, ya que e tiempo apremia en el escenario. Temas como ‘Copenhague‘ enloquecieron a los miles de fans que esperaban ansiosos cada tema. Un momento que queremos reseñar especialmente es el homenaje que Vetusta Morla hizo a la recientemente fallecida Chavela Vargas. Con un silencio que sólo se rompió para cantar el estribillo de ‘Piensa en mí’, tanto el grupo como los sonorámicos rendían honores a la cantante mexicana. Un momento que finalizó con un sonoro aplauso.

Vetusta Morla. Foto: Jacobo Revenga (Sonorama)

El sábado ya había desaparecido y las primeras horas del domingo nos trajeron al Columpio Asesino. Con un público encendido y realmente animado, El Columpio Asesino logró ser uno de los conciertos más jaleados y que mejor opinión generó en el festival. La gente llegaba desde el escenario a la carpa que el Hangar de Burgos tenía ubicado en la mitad del recinto. Un concierto lleno de ritmo que hizo bailar hasta la extenuación a más de festivalero.

También pasamos por la carpa ‘Bifrutas’, donde los “Tiki Phantoms” tenían preparado un gran espectáculo. Como si de cuatro cadáveres se tratase (cadávares  que todo el tiempo que han estado muertos  han acumulado energía para regresar a la vida y dar un concierto,claro),  Los Tiki Phantoms salieron a demostrar que el surf instrumental y el punk-rock más enérgico y gamberro pueden ir de la mano. Una carpa que no acostumbra a llenarse, se encontró repleta hasta arriba de un público al que tuvieron entregado y bailando de principio a fin con “sacrificio” incluido (una espectadora surfeó por encima del público subida en una colchoneta playera). Además, los asistentes disfrutaron también de una magnífica ”tikiconga” con máscaras de calaveras incluídas.  Un concierto muy peculiar y, a la vez, realmente intenso

Y llegamos al final del día con Sidonie. Cerraban el cartel principal del sábado y lo hicieron sin defraudar a nadie. Cierto es que en algún momento, y debido al cansancio acumulado, algunos temas se hicieron algo largos, pero el público perdonó todo debido a que los Sidonie comenzaron con temas clave como ‘Persona’, donde la gente dio todo lo que pudo para acompañar en los coros. También debemos decir que nos sorprendió mucho la versión de un tema de la banda americana MNGMT, titulado ‘Kids’. Una curiosa versión en castellano que hizo moverse a las miles de personas que se encontraban en ese momento frente al escenario. Y, como no podía ser menos, el fervor del público se vio recompensado cuando tocaron ‘El incendio‘, uno de sus temas más populares.

El dolor de pies nos indicaba que era hora de volver a casa. Lo habíamos pasado realmente bien durante el día y la noche del sábado y no queríamos pensar en cómo sería el domingo. Nos quedamos con el buen sabor de boca que nos había dejado el festival mientras regresábamos cruzando el camino asfaltado del Parque General Gutiérrez. Un día intenso, sí. Pero mereció la pena.

One Response to “Crónica: Sábado de Sonorama”

  • Willy dice:

    Conoci a Cortney Taylor y le abrace!!! Un jefazo y con la emoción y fanatismo que les tengo, me pareció un concertado! Jaja